Tres puntos a debatir. Iniciemos con la temática de la conciencia sobre estos productos que despiertan la curiosidad de los consumidores que quieren adquirirlos para su hogar o negocio.

Definamos primeramente para que son utilizados y que problemas resuelven, de tal modo que quien pretenda adquirir uno, obtenga el panorama amplio de cuál de ellos le conviene según lo que necesitan.

Número uno, cualquiera de los sistemas logrará que el agua salga de tu llave a la temperatura que necesitas. La forma de cómo funcionan, que tan eficientes son según sus características, que costo tienen y que tan rápido recupero la inversión son los puntos que necesitas saber para tomar una decisión de compra.

El mercado ofrece una cantidad amplia de opciones tanto solares como eléctricas y de gas, ¿Qué debes saber? Veamos a continuación:

Un calentador solar utiliza el calor del sol, es decir la energía solar. El sistema calienta el agua por medio de tubos de vidrio al vacío. Depende el lugar en donde vivas el consumo de energía que utiliza el sistema puede llegar a disminuir el consumo energético, algunas marcas aseguran el 100% de ahorro si sustituyes tu calentador tradicional de gas por uno solar.

Aprendiendo sobre el tema, debemos saber que las marcas manejan materiales y tecnologías distintas, los calentadores eficientes captan una elevada cantidad de energía solar.

¿Qué compone un calentador solar? Es un sistema simple que tiene un tanque térmico de almacenamiento, y tubos de vidrio al vacío.

¿Qué podemos obtener de estos sistemas?  Agua caliente para uso sanitario, industrial, esparcimiento o de transformación.

¿Cómo funcionan? Los calentadores funcionan en sistemas por gravedad o que tienen un tinaco o un depósito de agua. El tanque térmico es en donde se acumula el agua que se calentó por medio de los tubos de vidrio al vacío que son el principal componente de los calentadores solares, estos tubos son los que utilizan el calor que emite el sol para calentar el agua bajo el efecto termosifón.

Tienen un tanque térmico integrado donde se acumula el agua calentada por medio de los tubos de vidrio al vacío, Este efecto se presenta cuando el agua pierde peso y densidad, es decir, que se calienta, por lo que comienza a ascender al tanque del calentador, al tiempo que esto sucede el agua fría desciende al interior de los tubos al vacío, lo que provoca que el agua comience a circular hasta que al final toda el agua se calienta. El movimiento del agua no necesita de una bomba o algún componente externo mecánico o eléctrico, por lo que su funcionamiento es sencillo y se instala fácil.

Si, te puedes bañar con agua caliente en la noche o en la madrugada, ¿Por qué? el agua se almacena en el termo-tanque que está recubierto con un aislante térmico que evita la perdida de calor.

¿Qué tipo de calentadores solares existen? En la actualidad, y con los avances en materia de energía solar, podemos encontrarnos con varios tipos, cada uno de ellos tiene el mismo beneficio. Existen los calentadores de baja temperatura que pueden llegar a generar temperaturas alrededor de los 66°C, que suelen ser utilizados para calentar agua de piscinas, para uso en el hogar o en general que no se requiera de agua muy caliente. También existen los de temperatura media que generan temperaturas de entre 110° y 300° C. El mercado oferta también los calentadores de alta temperatura, para el consumidor que requiera generar más de 500° C, la in industria suele utilizarlos para la generación de electricidad y la transmisión a la red eléctrica.

¿Qué beneficios obtienes de estos sistemas? Agua caliente con una muy baja emisión de CO2 al ambiente ya que aprovechas al cien por ciento la emisión de energía del sol. Los mantenimientos del sistema son a bajo costo.

Los Calentadores de agua eléctricos por su parte calientan el agua a mediante una resistencia eléctrica que están en su interior. Tiene la capacidad de medir cuando el agua alcanzó una temperatura que oscila entre los 60°C y 75°C, dependiendo de la tecnología que use el calentador, cuando alcanza esta temperatura automáticamente se apaga. Estos calentadores incluyen una sonda que tiene la función de detectar cuando el agua este en una temperatura baja para ponerse en marcha nuevamente. Incluyen también aislamiento térmico para hacer eficiente el consumo eléctrico del sistema.

Estos calentadores tienen la ventaja de mantener la temperatura en su depósito interno de forma constante, de tal forma que siempre puedes tener agua caliente para cuando la necesites. Digamos que no tienes que dejar que el agua corra mucho tiempo hasta que salga caliente.

¿Qué tan difícil es instalar un calentador eléctrico? El mercado tiene muchas opciones, pero en general la instalación es fácil, incluso tu puedes hacerlo con un poco de criterio eléctrico, o mejor háblale a un conocido que sepa electricidad. Los mantenimientos son esporádicos y no requieren que desembolses mucho dinero.

¿Cuáles son los contras de un calentador eléctrico? La desventaja principal que se observa en estos sistemas es que es el tipo de calentadores que generan consumo eléctrico, lo cual conlleva un gasto fijo. Estos calentadores están conectados las 24 horas del día y funcionan todo el tiempo. Hay que recordar que aun que tengan un tanque con aislamiento térmico no quiere decir que no consuman energía por que almacenan el agua. Debemos tomar en consideración en que momentos será necesario encender la resistencia eléctrica para hacer eficiente el uso de estos calentadores.

¿Qué tipo de calentador necesita mi hogar o negocio? Es muy importante evaluar el tamaño de la vivienda o del negocio para adquirir un calentador lo suficientemente grande o pequeño que se adapte a tus necesidades. Estos sistemas requieren además ubicarse en áreas en donde no estén en contacto con el sol y protegerlos de altas temperaturas. Existen calentadores que se pueden programar para utilizarlos en horas del día cuando los necesitas, además de poder programar la temperatura ya sea para el baño o la cocina.

Los calentadores de Gas son los más conocidos en el mercado, y es bien sabido que su capacidad no se deprecia tanto con el tiempo. En el mercado encontramos varios calentadores de gas con piloto o sin él, los que no tienen esta llama son los de tecnología más avanzada. Actualmente incluso suelen tener dispositivos electrónicos digitales y pueden calentar el agua de forma casi instantánea. La capacidad principal que tienen es que pueden calentar la mayor cantidad de agua por minuto, y se puede utilizar el agua de manera simultánea, es decir puedes usarla mientras estas en la ducha o alguien está usando el agua en la cocina, lo que resulta practico en departamentos compartidos.

¿Cuál es el funcionamiento de un calentador de gas? Se utiliza un método muy tradicional en el que el agua pasa sobre fogones que calientan el agua dentro del calentador. Desde el exterior puedes regular la intensidad de las llamas para controlar tanto la intensidad del calor como el tiempo en que se calienta el agua. Casi todos los calentadores de gas realizan combustión en el interior hermético, y el humo que expulsa se va al exterior del hogar.

¿Qué tipo de calentadores de gas existen? Los calentadores actuales pueden utilizar gas propano, butano o natural según sean fabricados, y las opciones a elegir van de acuerdo a tus necesidades y lo que tengas para invertir. Depende del tamaño y funcionamiento del calentador será su tamaño.

¿Qué ventajas tiene este tipo de calentador? La principal es que suelen ser más accesibles al público en cuanto al precio, comparándolos con los eléctricos o los solares, y el precio del gas es considerablemente más económico que el de la luz eléctrica.

Estos calentadores son de fácil instalación, pero debe ser un especialista quien lo realice, y su mantenimiento es sencillo, debes mantenerlo limpio y realizar revisiones con frecuencia.

Pero ¿Qué tipo de calentador debo adquirir, uno solar, eléctrico o de gas? Como mencionamos al principio, todos realizan la misma función, debes evaluar si la capacidad del calentador va a satisfacer tus necesidades a posteridad o pretendes realizar una inversión que puedes recuperar en un tiempo más o menos corto. Los costos en mantenimiento e instalación son factores que debes considerar para decidir, al igual que si te interesa el aporte ecológico de cada uno, es innegable que la huella ecológica es un factor que debes considerar.

Si quieres mayor información te recomendamos acudir con un experto proveedor de estos productos.